Archives

, , , , , , , Publicado por on

Museos de Mallorca

Museos de Mallorca

Museos de Mallorca – En concreto, el Museo de Mallorca se creó por decreto de 2 de noviembre de 1961 a partir de las colecciones del antiguo Museo Provincial de Bellas Artes, de la colección Marroig, de las colecciones arqueológicas de titularidad del Estado, de los fondos depositados por la Societat Arqueològica Lul·liana y por el Museo del Prado. Desde entonces los fondos se han incrementado de manera extraordinaria, divididos en diversas secciones: arqueología, etnografía, bellas artes y artes decorativas e industriales.

La sede principal se localiza en la casa de los condes de Ayamans, más conocida como Can Desbrull o popularmente como Ca la Gran Cristiana. Tiene dos secciones en la Part Forana, la etnológica en Muro y la monográfica de Pollentia en Alcúdia.

Los Museos de Mallorca – conocidos como los grandes centros científicos y culturales que quieren satisfacer las necesidades investigadoras, educativas y lúdicas de los diferentes tipos de usuarios. También son lugares abiertos a la investigación científica, al estudio y a la consulta, al aprendizaje, a la exploración, al descubrimiento y al disfrute, referido todo ello al ámbito de la historia, del arte y de la cultura de la isla de Mallorca.

La casa conserva buena parte de la estructura pentagonal de estilo barroco, tan sólo alterada por las modificaciones realizadas a lo largo del siglo XIX. En el subsuelo se han descubierto también y entre otros restos, estructuras arquitectónicas de época musulmana.

El Museo de Mallorca, se erigió mediante la unión de varias viviendas antiguas en la ciudad de Palma de Mallorca.

No fue hasta en el año 1976, cuando abrió sus puertas al público: tiene una altura de tres pisos, un portal principal con arco de medio punto, una planta noble con balcones y un desván con ventanas de estilo gótico.

En 2010, su dirección retomó una excavación subterránea que se había llevado a cabo en el centro de Palma a finales de 1960, y que continuó en 1980, revelando las estructuras de un taller musulmán de cerámica perteneciente a la época almorávide, pero que por entonces, los trabajos de arqueología nunca finalizaron.

El museo de Mallorca cuenta con obras de Francesc Comes y Joan Rosat, pintores góticos, así como de los hispanoflamencos Pere Terrencs y Baltasar Buira, y del renacentista Mateu López, todos ellos activos en Mallorca.

Entre los museos de Mallorca más importantes destacamos

  • Palau March
    El Palau abre sus puertas al público como la nueva sede de la Fundación Bartolomé March con una exposición permanente dedicada al arte medieval, la escultura contemporánea y el belén napolitano. El edificio, situado en pleno centro histórico de la ciudad de Palma, junto a la Catedral y a la Almudaina, dispone de un museo, una biblioteca pública especializada en la Islas Baleares y un auditorio. Precio: 4,50€
  • Castell de Bellver
    Se encuentra sobre un monte de 112 metros sobre el nivel del mar, en una zona rodeada de bosque, desde donde se puede contemplar la ciudad, el puerto, la sierra de Tramuntana y el Pla de Mallorca.
    El diseño de planta circular con torres también circulares adosadas parece provenir del conjunto superior del Herodión (en Cisjordania), también circular y con una gran torre maestra y tres torres menores. Las torres menores están adosadas y la del homenaje está atravesada por un muro por lo que está adosada. Este edificio tampoco tiene un pórtico en el patio. Precio: 4€ y para los residentes 2,50€.
  • Museu d’Art Espanyol Contemporani, Fundació Juan March i d’es Baluard con un precio desde 4€ – 6 € y si van en bicicleta, tan sólo pagarán 2€.

Todos los museos de Mallorca son verdaderas obras de arte que se han ido restaurando y cuidando a lo largo de siglos y siglos en Mallorca. Totalmente recomendables si visitan la isla para llevarnos en la mente un pedacito de historicidad.

, , , , , , , , Publicado por on

Un día en la ciudad de Palma

Ein Tag in der Stadt von Palma

Un día en la ciudad de Palma – ciudad cultural, una ciudad accesible y próxima, donde todo está cerca. Dispuesta como un abanico frente al mar, está impregnada de culturas que han habitado en la isla a lo largo de la historia. Palma les invita a descubrir los edificios que la conforman, monumentos que recogen la evolución de las tendencias estéticas durante siglos en las más de 700 calles de su centro histórico. Allí podrán comprobar la huella de los pueblos que la han ido desarrollando. Una ciudad llena de magia y luz, para contemplar, para disfrutar, para soñar, para descubrir cosas nuevas todos los días, para saborear, para vivir.

Unas cuantas visitas recomendables son las siguientes:

Un día en la ciudad de Palma – El Ayuntamiento en la Plaza de Cort

El Ayuntamiento de Palma (Oficialmente y en catalán Ajuntament de Palma), también conocido como Cort, es una de las cuatro administraciones públicas con responsabilidad política en la ciudad de Palma. Su fachada fue declarada Monumento histórico-artístico en 1.931.

Un día en la ciudad de Palma – Baños árabes

Son unas de las pocas muestras que nos han llegado de la arquitectura musulmana en Mallorca considerados como Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España. Se encuentra en la calle de Can Serra, nº 7.

Un día en la ciudad de Palma – Castillo de Bellver

El castillo de Bellver es una fortificación de estilo gótico. Está situado a unos 3 km de la ciudad de Palma de Mallorca. Fue construido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II de Mallorca siendo utilizado al principio como prisión para convertirse posteriormente en museo. Está abierto todos los días excepto los lunes.

Un día en la ciudad de Palma – La Lonja y el Consulado del Mar

La Lonja de Palma o Sa Llotja es una de las obras maestras de la arquitectura gótica en Mallorca. Situada en el casco antiguo de Palma, es un lugar perfecto que se llena de vida cuando comienza la noche. Entre la multitud de restaurantes y comercios, destacan el “Jazz Club” de la Calle San Juan, “Ribello” – un restaurante italiano muy conocido en este lugar – y el “Ábaco Coktail Bar”, “La Bóveda” o el “Opio Bar & Restaurant”.
La Llotja y el “Consolat de Mar” son dos edificios singulares, situados al lado del muelle, en el paseo de Sagrera de Palma. Se construyeron sucesivamente entre los siglos XV y XVII y, hoy en día, son sede de la Presidencia de las Islas Baleares. En el Consulado encontraréis numerosas obras de arte y la mejor arquitectura del Mediterráneo.

Un día en la ciudad de Palma – Palacio de la Almudaina

El Palacio Real de La Almudaina es uno de los monumentos más señeros de Palma de Mallorca. Construido en época musulmana, fue uno de los escasos monumentos conservados tras la reconquista cristiana. La Almudaina se erige frente a la Catedral de Palma formando un conjunto de extraordinaria belleza arquitectónica unida con el estanque del “Parc de la Mar” y el bulevar Paseig del Born.

Todo son lugares extraordinarios propios de una isla maravillosa que nos permite enriquecernos con su ambiente y con su vida.

, , , , , , Publicado por on

“Ses Païsses” – Poblado talayótico en Mallorca

"Ses Païsses"

“Ses Païsses”  – Poblado talayótico en Mallorca

“Ses Païsses” situado en la salida de Artà a Capdepera, dentro de un bosque de encinas encima de una pequeña colina. El conjunto arqueológico, con una antigüedad de más de 3.000 años, fue declarado en 1946 Monumento Histórico-Artístico y entre 1959 y 1963 el profesor italiano Giovanne Lilliu hizo importantes descubrimientos sobre sus construcciones.

El poblado talayótico de “Ses Païsses” se formó alrededor de un talayot central de planta circular, edificación que domina el conjunto cumpliendo su misión principal de defensa y vigilancia y se fue desarrollando con la construcción de diversas habitaciones, una sala hipóstila y una muralla defensiva. Según Giovanne Lilliu, el recinto fue utilizado hasta el siglo II o I a.C, época en que sus habitantes junto con los de otros poblados de la zona se establecieron a los pies de la colina de Sant Salvador, donde hoy se ubica el pueblo de Artà.

Sin ni todavía haber dejado el pueblo, en una rotonda, ya nos encontraremos un cartel indicador a la derecha. Siguiendo menos de un kilómetro por esta carretera local, llegaremos al recinto (camí de Sa Corballa s/n), que se encuentra abierto al público:

  • De noviembre a marzo de 9 a 13 horas y de 14 a 17 horas, de lunes a viernes (sábados, domingos y fiestas, cerrado)
  • De abril a octubre de 10 a 13 horas y de 14:30 a 18:30 horas, de lunes a sábado (incluidos los días festivos).

El precio es de 2€ por entrada a este famoso yacimiento arquológico de “Ses Païsses” incluyendo una guía turística para realizar el itinerario. Además, adquiriendo la “Artacard” pueden visitar otros lugares de interés cultural por 3€.

El poblado de “Ses Païsses” es uno de los más grandes de Mallorca, con algo más de una hectárea y es uno de los mejor conservados, dado que desde su abandono definitivo, a mediados del siglo I d.C. no fue reocupado, excepto ocasionalmente: junto a la puerta central se localizó una cabaña árabe y alguna actividad de carboneros como horno de cal. En realidad la vida del poblado se cortó bruscamente con la conquista romana en el 123 a.C., pero un pequeño núcleo pervivió hasta que los romanos fundaron un nuevo asentamiento en la actual villa de Artà, bajo el monte de Sant Salvador, donde, por cierto, también se puede ver una muralla talayótica utilizada como fundamento de la muralla medieval.
Ses Païsses cayó finalmente en el olvido, pero hoy en día es uno de los yacimientos fundamentales para comprender el modo de vida de los talayóticos y baleáricos.

Además, recomendamos visitar también la ciudad romana de Pollentia. Es el yacimiento arqueológico más importante de la isla de Mallorca situada cerca de Alcúdia, si bien su nombre fue heredado varios siglos más tarde por la localidad de Pollensa.